Échale la culpa al karma

karmaCapítulo uno

No entiendo por qué tienen que pasarme a mí estas cosas. De verdad que no lo sé. Mi amiga Eugenia siempre me dice que tenemos que echarle la culpa al karma y después seguir con nuestras vidas tan ricamente, porque si intentamos analizar con profundidad los motivos por los que nos pasan ciertas cosas, acabaríamos pegándonos un tiro.
Y tiene razón.
Por eso he convertido la frase «échale la culpa al karma» en mi mantra personal, y voy murmurándola como una loca, al ritmo de Michael Jackson, mientras quito el polvo de las estanterías de mi tienda, Cosas necesarias, nombre que le puse en honor a Stephen King.
Claro que yo no soy como el señor Gaunt, ni voy provocando el caos allí por donde paso.
Mi tienda no es muy grande, pero me encanta. Tiene un aire de viejo muy retro, con las paredes pintadas de color blanco sucio, molduras en el techo, estantes de madera de color oscuro, y una lámpara de araña, de hierro negro, de esas que imitan las que antiguamente se usaban con velas en lugar de bombillas. La puerta de entrada y el pequeño escaparate es del mismo estilo, y todo es original, de cuando se inauguró la tienda en los años cuarenta; excepto el letrero que hay encima de la puerta, que tuve que encargar e insistí en que fuera parecido al que había originalmente, y que podía verse claramente en una foto de la época que encontré en el archivo municipal.

Seguir leyendo “Échale la culpa al karma”

¿Qué nos espera en Échale la culpa al karma?

Ya es oficial, ya se ha hecho pública la portada de la próxima novela de Angélica Bovarí a través de las RRSS, así que os la mostramos también aquí. ¿Os parece bonita? ¿O no?

karma

–Angélica, ¿qué puedes decirnos de esta nueva novela?

-Pues de momento solo puedo dar algunos detalles, por lo menos hasta que la editorial haga también pública la sinopsis. No quiero adelantarme ni quitarle suspense ja ja ja ja ja ja

Por ejemplo, puedo decir que la protagonista es una de las compañeras de piso de Daniela Vivancos, la prota de Malos presagios. Que es chick lit. Que es un poco más seria y menos alocada que la anterior novela, sobre todo porque la protagonista no es un caballo desbocado como Daniela, sino que es más apocadita, no dice tacos ni palabrotas, aunque también le pasan algunas cosas graciosas, por lo que espero que también haga reír a las lectoras.

-¿También hay una historia de suspense de fondo, como en Malos presagios?

Seguir leyendo “¿Qué nos espera en Échale la culpa al karma?”

Malos presagios

Capítulo uno

Que tropieces con tus propios pies y te caigas por la puerta del tren justo cuando acabas de llegar a la que será tu nueva ciudad, es un mal presagio. Que justo cuando estás convencida de que te estamparás contra el suelo y te romperás todos y cada uno de los dientes que forman tu perfecta dentadura, te agarren unos brazos duros como el hierro y nunca llegues a estrellarte contra el hormigón, es tener una suerte tremenda.
—Hola, preciosa.
La «preciosa» soy yo, Daniela Vivancos, para servir a Dios y a usted, como decía mi abuela. El que habla es un morenazo de ojos claros y tez curtida por el sol, el mismo que ha evitado que me caiga de morros al suelo como una mala caricatura del Papa ese que iba besando suelos cada vez que bajaba del avión.

Seguir leyendo “Malos presagios”